627467043 [email protected]

Abogados ᐕ RECURSO Tribunal EUROPEO de Derechos HUMANOS

Abogados ᐕ RECURSO Tribunal EUROPEO de Derechos HUMANOS

Está Usted en la Web de una de las Firmas referentes en la interposición de Recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Nuestros Abogados Especialistas en Recursos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos van a explicarle los elementos necesarios para que prospere su Recurso.

Elementos del Recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Las demandas deberán ir cumplimentadas y firmadas con el fin de identificar al demandante; serán inadmitidas todas las demandas que sean anónimas, considerando como tal todas las demandas en las que no resulte obvia la identificación de las víctimas, así lo señalan nuestros Abogados Recursos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Solo se podrá acudir a la jurisdicción del TEDH una vez agotados todos los recursos nacionales disponibles para solventar la violación de DDHH. Dentro de este requisito, debemos aclarar que también se podrá acudir al TEDH si en la jurisdicción nacional no existiera recurso efectivo o directo.

Plazo para interponer el Recurso ante al Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Es importante mencionar que es necesario que la demanda se interponga dentro de los 6 meses siguientes al agotamiento de las vías de recurso internas, es decir, a la resolución del último órgano judicial nacional (en el caso de España, a la pertinente Sentencia del Tribunal Constitucional o resolución que ponga fin al proceso ante él seguido). No se admitirá a trámite ninguna demanda que sea esencialmente idéntica a una demanda anterior, es decir, que se base en los mismos hechos, alegue idénticas violaciones y cuyos sujetos activos (demandantes o victimas) y pasivos (Estado demandado) sean los mismos. Tampoco admitirá ninguna demanda que haya sido sometida anteriormente a una instancia internacional diferente; dicha instancia debe ser pública, internacional, independiente y judicial.

Cualquier demanda en que el formulario este incompleto conllevará la inadmisibilidad de la petición o demanda de forma automática. El formulario de la demanda debidamente cumplimentado será acompañado por todos los documentos pertinentes. Cualquier demanda incompleta será rechaza automáticamente por el tribunal. Dicho formulario es complejo y exige cuidadosa cumplimentación, (incluyendo hechos y alegaciones jurídicas.

Pues bien, según la sentencia del Tribunal Constitucional 23/2005, de 14 de febrero, el derecho a la intangibilidad, invariabilidad o inmodificabilidad de las resoluciones judiciales, como proyección del derecho a la tutela judicial efectiva (art. 24.1 CE), constituye ya un cuerpo jurisprudencial consolidado, reflejado, entre otras, en las SSTC 69/2000, de 13 de marzo; 159/2000, de 12 de junio; 111/2000, de 5 de mayo; 262/2000, de 30 de octubre; 286/2000, de 27 de noviembre; 59/2001, de 26 de febrero; 140/2001, de 18 de junio; 216/2001, de 29 de octubre; 187/2002, de 14 de octubre; y 224/2004, de 29 de noviembre.

Y en esa misma sentencia 23/2005 el TC recuerda que tiene reiterado que la protección de la integridad de las resoluciones judiciales firmes se conecta dogmáticamente con el principio de seguridad jurídica que nuestra Constitución protege en su art. 9.3 (aunque no se haya erigido por el Texto constitucional en derecho fundamental de los ciudadanos, ni se haya otorgado respecto a él la vía del amparo constitucional) y que existe una innegable conexión entre la inmodificabilidad de las resoluciones judiciales y el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva del art. 24.1 CE pues, si este comprende la ejecución de los fallos judiciales, su presupuesto lógico ha de ser el principio de la inmodificabilidad de las resoluciones judiciales firmes, que así entra a formar parte de las garantías que el art. 24.1 CE consagra (SSTC 119/1988, de 4 de junio; y 23/1996, de 13 de febrero).

El Derecho a la Tutela Judicial en los Recursos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos

El derecho a la tutela judicial efectiva asegura, por tanto, a los que son o han sido parte en el proceso, que las resoluciones judiciales dictadas en el mismo no puedan ser alteradas o modificadas fuera de los cauces legales previstos para ello, de modo que si el órgano judicial las modificara fuera del correspondiente recurso establecido al efecto por el legislador quedaría asimismo vulnerado el derecho a la tutela judicial efectiva, puesto que la protección judicial carecería de eficacia si se permitiese reabrir un proceso ya resuelto por sentencia firme. De esta manera el derecho a la tutela judicial efectiva reconocido en el art. 24.1 CE actúa como límite que impide a los Jueces y Tribunales variar o revisar las resoluciones judiciales definitivas y firmes al margen de los supuestos y casos taxativamente previstos por la Ley, incluso en la hipótesis de que con posterioridad entendiesen que la decisión judicial no se ajusta a la legalidad (SSTC 119/1988, de 4 de junio; 231/1991, de 10 de diciembre; 19/1995, de 24 de enero; 48/1999, de 22 de marzo; 218/1999, de 29 de noviembre; 69/2000, de 13 de marzo; 111/2000, de 5 de mayo; 262/2000, de 30 de octubre; 286/2000, de 27 de noviembre; 140/2001, de 18 de junio; 216/2001, de 29 de octubre). Está Usted en la Web de una de las Firmas referentes en la interposición de Recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Nuestros Abogados Especialistas en Recursos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos van a explicarle los elementos necesarios para que prospere su Recurso.

La lectura de los párrafos que se acaban de transcribir y del resto del “factum” de la sentencia recurrida constata que la Audiencia no ha declarado probados en la nueva resolución los hechos que esta Sala ha acogido como ciertos en la sentencia de casación 583/2011, de 15 de junio, y que por tanto habían devenido firmes, por lo que no cabía modificarlos en la nueva sentencia que tenía que dictar el Tribunal de instancia.

Ello, a tenor de la jurisprudencia anteriormente citada del Tribunal Constitucional, vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva de las partes acusadoras (art. 24.1 CE), toda vez que unos hechos que habían devenido firmes han sido modificados por el Tribunal de instancia, no respetando así su invariabilidad e inmodificabilidad, y dejando al mismo tiempo de ejecutar la sentencia dictada por la Sala en casación en el apartado de los hechos probados que había declarado ciertos. Una sentencia, se insiste, que en ese extremo concreto no era ya recurrible y resultaba inmodificable, por lo que era imperativo ejecutarla en ese apartado concreto.

Igualmente se infringen los principios de seguridad jurídica (art. 9.3 CE) y de jerarquía jurisdiccional desde la perspectiva de la competencia funcional (arts. 117.3 y 123.1 CE).

Asimismo se vulneró lo dispuesto en el art. 901 bis a) de la LECr., toda vez que la Audiencia no redactó la sentencia con arreglo a derecho al no ajustarse a lo establecido por esta Sala, y también se conculcó lo preceptuado en el art. 18.2 de la LOPJ, al no ejecutar la sentencia 583/2011 de esta Sala en los términos en que estaba dictada.

Por todo lo cual, procede, en virtud de lo dispuesto en el art. 901 bis a) de la LECr., estimar parcialmente el recurso de casación formulado por la acusación particular, lo que determina en este caso la declaración de nulidad de la sentencia recurrida debido a la vulneración de normas constitucionales y ordinarias, reponiendo las actuaciones al momento anterior a dictarla, con el fin de que se redacte otra en la que se recojan en el “factum” los hechos admitidos como ciertos en la sentencia de casación 583/2011, tal como ya se acordó en su día, sin necesidad de que proceda ya a examinar de nuevo la prueba pericial, por haberlo ya efectuado esta Sala en la referida resolución. Y a partir de esa premisa fáctica imperativa, se redacte el resto de la sentencia en sus apartados fáctico y jurídico con arreglo a la prueba practicada en la instancia no examinada por este Tribunal por el cauce del art. 849.2o de la LECr».

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)